Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
ΕΘΑΝΕ

ΕΘΑΝΕ

Actualité, Technologie, Education Religion et Philosophie, Sciences et Vie ...

Juan 12, 44-50: Diálogo con Jesús

Soeur Bijoux TERENCINE (Fraternité Verbum Dei)

Soeur Bijoux TERENCINE (Fraternité Verbum Dei)

"El que cree en mí, no cree en mí, sino en el que me ha enviado, y el que me ve a mí, ve al que me ha enviado...yo no he hablado por cuenta mía; el padre que me envió es quien me ha ordenado lo que he de decir y cómo he de hablar...por tanto lo que yo hablo, lo hablo como me ha encargado el padre." Juan 12, 44-50

Jesús como hombre tomaba su tiempo para escuchar a Dios su Padre,  él tenía una intimidad con él, es decir que Jesús también rezaba (oraba), por eso pudo vivir haciendo y siendo un Bien para muchos. Nuestro mundo de hoy necesita gente que camina sembrando y haciendo el bien, pero esto no es posible solo por nuestra mera fuerza humana (¿acaso no te has propuesto varias veces hacer el bien y te has encontrado haciendo el mal?), necesitamos la ayuda de Dios. Esta ayuda que se recibe en un dialogo con Él, un dialogo constante que llamamos oración. Hoy acerquémonos a la Palabra de Dios, intentamos dialogar con él desde esta Palabra.                      

Estas palabras tuyas Jesús expresan la gran intimidad que tenías con tu Padre y que nos invitas a tener también, tanto contigo como con Él. Este es tu deseo: que lleguemos como tú a hablar y hacer lo que Dios nuestro Padre nos encomienda y cómo nos lo encomienda porque en su querer está nuestra felicidad.                       

Cuando uno mira tus 33 años de vida Jesús, uno se da cuenta que están llenos de encuentros, de milagros. Tú pasabas haciendo el bien, en ningún lado te vemos haciendo el mal, tu vida era atractiva para muchos porque con tus gestos y palabras muchos encontraban un corazón acogedor, cálido y lleno de amor. En tu vida amaste a todos, mucho y siempre, aún en la Cruz cuando te maltrataban, tú seguías perdonando. Tus amigos con quienes compartiste la vida, en tus momentos difíciles te abandonaron pero cuando resucitaste, les volviste a buscar, no les juzgaste como tú mismo lo dices en el evangelio de hoy, "no he venido para juzgar al mundo". Viviste pobre pero feliz y libre de todo lo que te podía acaparar el corazón, viviste casto abriendo tu amor a todos: los leprosos, los pobres, las prostitutas encontraban en ti un lugar de reposo y se sentían amados. Viviste obediente, fuiste un hombre humilde, pequeño que no hablaba por cuenta propia, sino que iba pronto a rezar, a encontrarte con tu Padre Dios, que te había enviado para hacer siempre no lo que a ti te daba la gana, sino para hacer lo que Él te encargaba y como te lo encargaba. ¡Cuánto quisiera aprender de ti Jesús, cuánto quisiera que me enseñes esta forma de vida donde se escucha a Dios y se hace lo que Él quiere! ¿Qué sería de nuestras familias de hoy rotas y divididas si nuestros Padres, jóvenes, adolescentes, escuchasen a Dios? ¿Qué serían de nuestros países si nuestros gobernantes empezaran a dar espacio al Dios de la vida, de la Paz, del amor en sus decisiones? ¿Qué sería de nuestra vida, si empezáramos a dar voz a Jesús en nuestras opciones, si empezáramos a consultarle antes de actuar? Ojala Jesús pueda encontrar en ti, en tus decisiones, voluntad, palabras y gestos un espacio para expresarse. Intentemos hacerle caso, intentemos hacer a veces silencio para escuchar su voz que resuena en nuestro interior, en nuestra consciencia, antes de actuar.

Soeur Bijoux TERENCINE (Fraternité Verbum Dei)

Partager cet article

Repost 0

Commenter cet article