Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
ΕΘΑΝΕ

ΕΘΑΝΕ

Actualité, Technologie, Education Religion et Philosophie, Sciences et Vie ...

Exégesis de Jn 12, 1 – 8: Unción de Betania

Unción de Betania
Unción de Betania
  1. Crítica literaria

El relato de la unción de Betania, en Juan, se sitúa casi al final del libro de los signos (Jn 2,1 – 12,50) y marca la transición hacia el libro de la Gloria. Jesús, en su subida hacia Jerusalén, entra en la ciudad y se va a casa de sus amigos Marta, María y Lázaro. Esta perícopa nos describe la celebración que hace la comunidad cristiana, de la vida que Jesús les comunicó; así que se celebra el servicio con la figura de Marta, se celebra el amor a Jesús con la persona de María y la vida con la figura de Lázaro. Judas, es como lo veremos en el comentario, el único de los discípulos que no entiende el significado del mensaje de Jesús expresado en una vida de servicio y de amor hacia él.

El texto es una parte de una unidad textual, lo evidenciamos de la siguiente manera:

  • Como lo acabamos de decir, seis días antes de la Pascua Jesús, llega a Betania a ver a sus amigos. El texto trata de la llegada de “la hora final” de Jesús (Jn 12,27; 17,1); todo empieza con “el día del Mesías” (Jn 2,1 – 11,54) y acaba con la llegada de “la hora final”, la muerte de Jesús (Jn 11,55 – 19,42). El desarrollo de los seis días es como los de la creación del mundo, cuyo sexto día corresponde a la creación del hombre. Por tanto, el plan de fondo que sigue Juan es el mismo esquema del relato de la creación en el Génesis.
  • En la boda de Caná, el relato marca el inicio de los seis días, es decir hace alusión a la nueva creación, y pasando por la unción de Betania, que es una transición, los seis días se acaban con la muerte de Jesús que representa la Gloria de Dios, es realmente el nuevo comienzo de la nueva creación que Juan, quiere expresar en su evangelio.
  • Nuestro texto está en la frontera entre los dos períodos de la historia del hombre. Hay que observar que Juan, tiene un estilo que sigue el esquema teológico-temporal “dia-hora”, es decir que el día anticipa y explica la hora, la hora cumple el día y manifiesta su contenido.
  • El tema de fondo que se resalta en el texto escogido es la relación de Jesús, con la comunidad, que su vez gira en torno al amor de Jesús y al amor de los demás.

El género literario

El género literario del texto es una biografía helenística y el autor tiene el estilo de un escritor que lo sabe todo mientras que los personajes del texto son ignorantes y tratan de comprender el mensaje de Jesús.

Contexto geográfico, histórico y social

La comunidad joánica, es un grupo marginal, con una espiritualidad propia, así que el evangelio no está destinado a todos los cristianos, sólo a los del grupo joánico.

El evangelio fue atribuido, por la tradición (Ireneo de Lyon) y los gnósticos, al discípulo amado. Gayo, el presbítero Romano, en cambio le atribuye al gnóstico Cerinto. Sin embargo, los exegetas están de acuerdo en que el discípulo amado, autor del evangelio, sería un maestro de la comunidad joánica.

En cuanto a la fecha del evangelio de Juan, se sitúa después de la destrucción del Templo de Jerusalén y antes del año 125 que corresponde al papiro 52, es decir en torno al año 100. En cuanto al lugar, algunos autores están de acuerdo en que hubo una primera redacción en Samaría y una segunda en Éfeso, porque los samaritanos solían ir a Éfeso cuando la vida en Palestina se hacía más difícil.

Texto tradicional o redaccional

La unción de Betania, es un texto tradicional dado que se encuentra en Mt 26,6 – 13 y en Mc 14,3 – 9.

Comparación del texto con los pasajes paralelos

Jn 12,1 – 8 y Mt 26,6 – 13

Juan 12,1 – 8

Mt 26,6 – 13

Juan llama al que Jesús resucitó con el nombre de Lázaro

En Mateo le llama con el nombre de Simón el leproso (Mt 26,6)

Juan nombra a María por su nombre

Mateo habla de una mujer indeterminada (Mt 26,7)

Frente al gesto de María, Judas protesta

En Mateo, son los discípulos que protestan (Mt 26,8)

La respuesta de Jesús es la misma en los dos evangelios.

“¿Por qué molestáis a esta mujer,…?”

En Juan, Jesús pide que se guarde el perfume para el día de su sepultura

Mateo presenta el gesto de María, como preparación y anticipación de la sepultura

El último versículo (Mt 26,13) que no está en Juan, afirma que el gesto de María se recordará para siempre a donde se proclama el evangelio.

Jn 12,1 – 8 y Mc 14,3 – 9

Mc 14,3 – 9

Jn 12,1 – 8

En Marcos, la escena acontece en casa de Simón el leproso

El evangelio de Juan sitúa la escena en casa de Lázaro

Mc habla de una mujer indeterminada

Juan identifica a la mujer con el nombre de María

En Marcos, al igual que en Mt, la mujer unge a Jesús en la cabeza (Mc 14,3)

En Juan, María unge a Jesús en los pies

Hay que precisar que en el mundo antiguo el servidor puede ungir los pies de un huésped con aceite perfumado, pero la unción de los reyes se hacía sobre la cabeza. De allí podemos interpretar que Mc y Mt resaltan la realeza de Jesús y Jn se centra en el servicio, el gesto de amor.

Otro elemento es la protesta que Mt pone en boca de los discípulos, mientras Jn la pone en boca de Judas, personalizando así la relación que tiene éste con Jesús. Si Marcos utiliza una indeterminación hablando de los personajes con la expresión “Algunos de los presentes”, Juan, en su estilo único, prefiere resaltar la relación muy personal con Jesús, nombrando a los personajes por su nombre.

Estructura formal del pasaje

Podemos presentar la estructura del pasaje como sigue:

Primera: Jn 12,1 – 3. Ocasión y gesto de María

Segunda: Jn 12,4 – 8. Protesta de Judas y respuesta de Jesús

Las influencias del AT recibidas por el texto

En el texto escogido Juan, no cita explícitamente el antiguo testamento, pero sí que se puede ver que hay una cierta influencia del Cantar de los cantares 1,12, Cant 7,6 y de Jr 25,10.

Las influencias del texto sobre otros posteriores o exégesis posteriores y juicios

El texto de la unción de Betania fue comentado por San Agustín en The Harmony of the Gospels Book II. Tuvo también una influencia en Ireneo de Lyon en su obra Contra las herejías libro II.

  1. Exégesis

A continuación vamos a comentar el texto a partir de la versión griega tomada en The New Greek Testament[1].

Primera parte: Ocasión y gesto de María

v. 1. Ὁ οὖν Ἰησοῦς πρὸ ἓξ ἡμερῶν τοῦ πάσχα ἦλθεν εἰς Βηθανίαν, ὅπου ἦν Λάζαρος, ὃν ἤγειρεν ἐκ νεκρῶν Ἰησοῦς.

Seis días

Como lo hemos dicho anteriormente, son los seis días de la creación.

Pascua

En el nivel superficial se trata de la “pascua judía” y a nivel profundo se trata de la celebración de la Pascua de Jesús, que se presenta como el cordero que se sacrifica por los pecados.

Betania

Betania representa el lugar de la comunidad cristiana, es allí donde se celebra la fiesta, la Pascua de Jesús. También lo podemos considerar como el lugar de la vida, porque allí está también Lázaro que Jesús resucitó.

La expresión: “a Betania, donde estaba Lázaro”

Esta expresión se parece a otra que encontramos en Jn 1,27: “en Bethabara (Betania), donde estaba Juan bautizando”. El bautismo de penitencia del bautista, que se interpreta como el paso de la muerte del pecado a la vida nueva, tiene su paralelo en la figura de Lázaro que ha pasado de la muerte a la vida nueva. Así que Betania es el lugar ideal de la comunidad cristiana y el grupo de los tres hermanos representan a los discípulos. Esta comunidad es la de Jesús, donde la vida ha vencido a la muerte.

v. 2. ἐποίησαν οὖν αὐτῷ δεῖπνον ἐκεῖ, καὶ ἡ Μάρθα διηκόνει, ὁ δὲ Λάζαρος εἷς ἦν ἐκ τῶν ἀνακειμένων σὺν αὐτῷ.

Cena

La palabra “cena” en Juan aparece solamente tres veces (Jn 12,2; 13,2; 21,20) y siempre se refiere a la última cena. En esta cena de Betania, se da el mismo mandamiento que interpreta la eucaristía. La celebración de la cena es una acción de gracias a Jesús por el don de la vida, a un Jesús presente y participante en la vida misma de la comunidad.

“Le ofrecieron allí una cena”

El hecho de usar un sujeto indeterminado incluye la comunidad cristiana de todos los tiempos. La palabra “allí” que remite a cualquier lugar donde se reúne la comunidad de discípulos de Jesús. Así que se da una indeterminación del tiempo y del lugar de la celebración eucarística o de acción de gracias.

Marta servía

Marta como representación del servicio, María la del amor y Lázaro que está recluido en la mesa con Jesús representa la vida. Estos tres personajes establecen una diversidad de relaciones con Jesús: amor y servicio (Jn 14,15).

Lázaro

La palabra ἀνακειμένων quiere decir estar tumbado, estar echado a la mesa. La misma palabra se encuentra en Jn 13,23 donde el discípulo amado estaba echado a la mesa cerca del pecho de Jesús, es decir que ocupaba un lugar de honor. En Mt 9,10 remite a estar echado a la mesa por haber sido invitado.

La preposición σὺν es un marcador asociativo que implica la participación a una actividad.

Lázaro que, en su situación pasiva, simboliza la vida nueva está en relación exclusiva y especial con Jesús; está asociado al banquete y en un lugar privilegiado cerca de Jesús. Así que el banquete que se celebra por la comunidad cristiana marca la separación entre los vivos y muertos: los vivos ya pueden alegrarse con Jesús a su mesa en Betania, presencia del Padre (Jn 14,23). Se celebra la presencia del dador de vida y su victoria sobre la muerte.

v. 3. Ἡ οὖν Μαριὰμ λαβοῦσα λίτραν μύρου νάρδου πιστικῆς πολυτίμου ἤλειψεν τοὺς πόδας τοῦ Ἰησοῦ καὶ ἐξέμαξεν ταῖς θριξὶν αὐτῆς τοὺς πόδας αὐτοῦ· δὲ οἰκία ἐπληρώθη ἐκ τῆς ὀσμῆς τοῦ μύρου.

“tomando una libra de perfume de nardo puro”

Antiguamente una esclava podía ungir los pies con aceite simple o perfumado, al huésped antes de comer. Resaltamos que María, no unge a Jesús con un simple aceite sino más bien con un libra de perfume de gran precio. El gesto indica el servicio, pero aún más es un gesto de agradecimiento por la vida dada. El precio del perfume derramado, es el símbolo del amor sin media.

El lenguaje de Juan en la descripción de la escena es muy parecido al lenguaje de Cantar los cantares. María, que representa la comunidad cristiana, es la esposa respecto a Jesús: Cant 1,12 “Mientras el rey estaba en su diván (Jn 12,2. Jesús reclinado), mi nardo despedía su perfume (Jn 12,3)”. “Con tus trenzas cautivas a un rey” (Cant 7,6). El perfume que derrama sobre los pies de Jesús es el amor de la comunidad, amor que se expresa a través del gesto de secar los pies y es lo que cautiva a Jesús. Recordemos que este mismo gesto se repite con los discípulos en la última cena. Es la expresión de la relación nueva, expresión del amor mutuo que debe existir entre Jesús y sus discípulos.

“la casa se llenó de fragancia del perfume”

La fragancia del amor llena de alegría a la comunidad a causa de la presencia de Jesús. Esta frase está en contraste con Jr 25,10 donde se dice: “Haré cesar la voz alegre y la voz gozosa, la voz del novio y la voz de la novia, la fragancia del perfume y la luz de la lámpara”. Esta fragancia que llena la comunidad entera del amor recibido de Jesús y expresado por los discípulos, hace la unión entre ellos y con Jesús. “La casa se llenó de fragancia”, es decir que se da un desbordamiento del amor de Jesús hacía todos. La “casa” representa el hogar, el ámbito familiar, es decir que la unión de la comunidad y la vida misma de la comunidad se desarrollan en un ambiente familiar. No es el ámbito de lo sagrado, es más bien de lo humano, es decir que en el humano está presente lo divino, el Padre, el Hijo y el Espíritu de amor, pues el homenaje que dará la comunidad es de amor auténtico, fiel, que le permitirá quedarse leal a Jesús en tiempo de persecución. De hecho, la comunidad joánica es una comunidad que ha sufrido la persecución de los judíos.

El mensaje de este texto, resalta el amor a Jesús como el fundamento de la actitud del discípulo, una la lealtad dependerá del amor recibido por Jesús y el amor ofrecido como respuesta.

Segunda parte: Protesta de Judas y respuesta de Jesús.

vv. 4-5. λέγει δὲ Ἰούδας ὁ Ἰσκαριώτης εἷς [ἐκ] τῶν μαθητῶν αὐτοῦ, ὁ μέλλων αὐτὸν παραδιδόναι·

“uno de sus discípulos”.

La palabra παραδιδόνα significa entregar. Entregar algo como en Esd 8,56 o el espíritu como en Jn 19,30 que remite a la muerte. Puede también significar poner en peligro la vida como en Hch 15,26. Puede también referirse a la entregar para la posteridad en sentido de transmisión como en Sab 14,15. La palabra puede también referirse a la traición, como es el caso aquí en el versículo 4. La cristología que se desarrolló en torno a esta palabra identificó tres entregas: la entrega de Judas que es la traición, la entrega del Hijo Jesús que es don de su vida en toda libertad y la entrega del Padre que en su inmenso amor no se reservó a su hijo.

El versículo hace observar que en la comunidad existe también una voz discordante que no entra en la lógica del amor de Jesús, esta voz es la voz de Judas, que forma parte de los doce discípulos, es un miembro del grupo que convive con los demás. Desde el principio Jesús, sabía que Judas iba a entregarle (Jn 6,64), es decir que no todos los miembros de la comunidad aceptan a Jesús.

διὰ τί τοῦτο τὸ μύρον οὐκ ἐπράθη τριακοσίων δηναρίων καὶ ἐδόθη πτωχοῖς;

La pregunta de Judas

Esta pregunta de Judas es realmente una manera de expresar la protesta, por no haber percibido el mensaje de los gestos de Marta y María. Se resalta en su pregunta el tema del dinero, el dinero por encima de la manifestación del amor expresado por María.

“ese perfume por trescientos denarios”

Un denario era el jornal de un obrero, cuya suma es el equivalente de casi un año de trabajo. Judas, con el tema del dinero está en la misma lógica que los mercaderes del Templo, él ha puesto precio al perfume que representa el amor a Jesús, un amor que no tiene precio como hemos dicho anteriormente. Judas, pone límite a lo que no tiene ni precio ni límite, amor que desborda todo y se extiende a todos.

“a los pobres”

Judas, toma a los pobres como pretexto de amor hacia fuera de la comunidad de los discípulos, por eso la expresión del amor de Jesús en Juan se produce en primero dentro de la comunidad y no fuera. La vivencia interna de este amor constituirá la identidad de la comunidad y la plataforma necesaria para ir hacia fuera, hacia el mundo. A mayor cercanía con Jesús corresponde la mayor cercanía con los pobres.

v. 6. εἶπεν δὲ τοῦτο οὐχ ὅτι περὶ τῶν πτωχῶν ἔμελεν αὐτῷ, ἀλλ᾽ ὅτι κλέπτης ἦν καὶ τὸ γλωσσόκομον ἔχων τὰ βαλλόμενα ἐβάσταζεν.

El versículo 6 presenta las intenciones de Judas, que bajo pretexto de ayuda a los pobres busca su interés propio, no le importa realmente los pobres. Judas “era un ladrón,…, se llevaba lo que echaban”. Simboliza todo el movimiento contrario del mensaje de Jesús que se expresó en el episodio de los panes, donde la regla de vida en presencia de Jesús era la puesta en común (Jn 6,11). El ladrón convierte lo que pertenece a todos en propiedad de uno, es decir que reduce y limita la vida que es difusión y compartir. Limitar la vida es asesinato, es llevar la muerte, es quitar la vida, es despojar al otro de lo que tiene de importante.

v. 7. εἶπεν οὖν ὁ Ἰησοῦς· ἄφες αὐτήν, ἵνα εἰς τὴν ἡμέραν τοῦ ἐνταφιασμοῦ μου τηρήσῃ αὐτό·

Jesús en su respuesta recomienda guardar el perfume como expresión de amor que se extiende a la comunidad. El día de la sepultura de Jesús, los discípulos no van a aplicar la recomendación de guardar el perfume para el día de su sepultura, porque recordemos que José de Arimatea, según el texto de Juan, recibe las cien libras que le entrega el fariseo Nicodemo (Jn 19,39). Al olvidarse los discípulos de la recomendación dada por el maestro de guardar el perfume para el día de su sepultura, intentarán perpetuar la memoria de Jesús como la de un difunto ilustre.

v. 8. τοὺς πτωχοὺς γὰρ πάντοτε ἔχετε μεθ᾽ ἑαυτῶν, ἐμὲ δὲ οὐ πάντοτε ἔχετε.

“no me vais a tener siempre”

Tener a Jesús presente es tener una relación con él. Hay dos niveles de relación con Jesús: la relación en el Espíritu (Jn 14,20) que es una relación más bien interna y profunda. Esta relación quedará para siempre porque va más allá de la muerte. El segundo nivel de relación es más bien externa que acaba con su muerte. Es esta relación que se expresa cuando dice que “a los pobres los tenéis siempre entre vosotros, en cambio a mí no me vais a tener siempre”. Esta nueva relación con Jesús, consiste en permanecer en él y participar de su Espíritu. Es una relación centrada en Jesús y desde esta relación la comunidad podrá ir hacia los “pobres”.

“Los pobres” no están fuera de la comunidad, sino que forman parte de ella. El pobre no es un término exterior a la comunidad. La comunidad está separada del mundo pero no de los pobres que están siempre dentro de la comunidad: “los tenéis siempre entre vosotros”. La relación con los pobres no se realizará desde el dominio y la fuerza (dinero) sino más bien desde el don de sí mismo hasta la muerte como lo hace Jesús. Esta comunidad de los pobres expresa el amor de Jesús, a través del don de sí mismo y de la acogida de los demás.

[1] Intentamos realizar el ejercicio exegético como fruto de un análisis personal, y a su vez apoyado por informaciones sacadas del Diccionario del Griego Bíblico, de la Biblia de Jerusalén y del comentario de J. Mateos y J. Barreto, El evangelio de Juan.

Partager cet article

Repost 0

Commenter cet article